Altuve: mis respetos

Por Jesús Alberto Rubio.

Por donde quiera salta la liebre: Chris Sale quizá nunca pensó que José Altuve le diera ¡dos jonrones! en lo que fue el  primer choque Astros/Red Sox. El otro se lo conectó al relevista Austin Maddox.

Que el venezolano hiteador por excelencia se los diera al estelar abridor, uff! como que no estaba en el script del juego.

Sale, recuerde, tuvo este año 17-8 y 2.90 de efectividad, además de que con sus 308 ponches fue el No. 1 de esa especialidad en el nuevo circuito.

Y qué curioso: es la primera vez en la carrera de siete años de Altuve que da tres bambinazos en un partido.

Su máxima cifra de jonrones en una campaña ha sido de 24 (los dos últimos años).

Antes, dio 15 el 2015; 7 el 2014; 5 el 2013; 7 el 2012 y 2 en su debut el 2011 cuando sólo jugó 57 partidos.

Total, lleva 84 para la calle, pero con un excelentísimo .316 y con cuatro campañas con 200 o más hits.

Codeado con grandes

Ya se enteró usted que es el primer jugador de MLB en conectar tres en un partido de playoff desde que Pablo Sandoval lo hizo por los Gigantes en el Juego 1 de la Serie Mundial 2012.

En la historia de los Astros es ahora el primero en conectar tres vuelacercas en un juego de postemporada y el noveno en los anales de Grandes Ligas.

Siguió los pasos a su compatriota Pablo Sandoval (Serie Mundial (SM) del 2012), Albert Pujols (SM del 2011), Adrián Beltré (SDLA del 2011), Adam Kennedy (SCLA del 2002), George Brett (SCLA de 1978), Reggie Jackson (SM de 1977), Bob Robertson (SCLN de 1971) y Babe Ruth (SM de 1928 y 1926).

3 en 4

Tener tres títulos de bateo en las últimas cuatro temporadas no es cualquier cosa; eso eleva sobremanera la dimensión bateadora del venezolano llamado ya el Pequeño Gigante de 1.67 metros de estatura.

En el 2014 Altuve promedió .341; el 2016 logró .338, y esta vez, .346.

Sobran comentarios de su alta calidad con el bat.

Por cierto, si usted vio el juego, debió haberse percatado de cómo sus  batazos provocaron el canto de “¡MVP, MVP!” de parte de la ruidosa fanaticada con casa llena en el Minute Maid Park.

Y muy bien lo dijo David Venn/ LasMayores.com: ¿Qué más puede hacer Altuve, quien ha sido la cara de esta franquicia desde que subió al equipo grande en el 2011?

Palabras mayores

 Lo hecho por Trevor Bauer en el primer juego de NYY/Indios, resalta, vera: abanicó a ocho y no permitió imparables hasta la sexta cuando Aaron Hicks bateó doblete, ya con un out.

Fue la actuación más larga para un lanzador de Cleveland sin permitir imparable en playoffs, superando lo hecho por los inmortales Bob Feller (1948) y Early Wynn (1954), quienes trabajaron cuatro innings sin hit.

Bueno, tras su notable actuación, si gusta pregúntele a Judge  cómo le fue y se sintió ante sus lanzamientos. Olvídese.

HÉCTOR BARRIOS FERNÁNDEZ:

 Van otras misceláneas:

Qué de cosas tiene el béisbol. Se dice que es el único deporte en el que el equipo a la defensiva tiene el control de la pelota.

1.- Como lanzador Usted puede ponchar a 23 bateadores como el “Zurdo” Alfredo Ortiz y al final cargar con la derrota porque le conectan de cuadrangular.

2.- Pudiera lanzar juego perfecto por doce entradas como Harvey Haddix y perder el juego en la treceava.

3.- Como bateador, podrá conectar una poderosa línea y ser atrapada por un jugador a la defensiva. En cambio puede hacer muy mal contacto con la pelota, conectar un “tornillito,” un “machucón” rayando en lo ridículo y el batazo se convierte en hit.

4.- El juego más largo en el béisbol profesional, duró 33 innings. Los Pawtucket Red Sox se enfrentaron a los Rochester Red Wings de la Liga Internacional AAA.

En 8 horas con 25 minutos se jugaron 32 innings entre el 18 y 19 de abril de 1981, quedó suspendido a las 4:07 a.m. y lo concluyeron el 23 de junio del mismo año en solamente 18 minutos.

5.- Quien rompa el record de más partidos seguidos sin hit ni carrera, deberá lanzar tres. Johnny Vander Meer, lanzó dos de ese tipo. Uno el 11 de junio de 1938 contra la Abejas de Boston, hoy Bravos de Atlanta y el otro en su siguiente salida cuatro días después contra los Dodgers de Brooklyn.

6.- Fernando Tatis de los Cardenales de San Luis, nunca había conectado un cuadrangular con las bases llenas (grand slam), y para reponerse “un poquito”, el 23 de abril de 1999 en el estadio de los Dodgers, conectó dos en la tercera entrada, contra el mismo lanzador que fue Chang Ho Park, produciendo ocho carreras.

NYY/Piratas

Regularmente el equipo con mejores lanzadores y mejor bateo se lleva la victoria, pero no siempre es así.

Pues bien, los Piratas de Pittsburgh y los Yankees de New York, se vieron las caras en la Serie Mundial de 1960.

Los favoritos NYY anotaron 55 carreras en esa serie, los Piratas solamente 27; los Mulos conectaron 10 cuadrangulares, los del parche; los Yankees promediaron .338 de bateo, los de Pittsburgh, .256 y así por el estilo en otros departamentos de bateo.

Todo para que al final los Piratas ganaran la Serie Mundial 4 juegos a 3 con el famoso cuadrangular de Bill Mazeroski en el séptimo juego.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s