Se Juega o No Se Juega… Ese es el Dilema

(Juan Carlos Torres @JKrlos_Torres / VozyDeporte.com)

Lo vivido actualmente en el ámbito de la salud, economía y deportiva a nivel mundial creo que no tiene precedentes y es claro que vivimos en un entorno completamente desconocido por prácticamente todos. 

Cuando se ve el panorama de forma global parecería poco prudente preocuparse por tener o no una temporada sea de béisbol o de cualquier deporte. Al hablar con gente que conoce tanto de economía como de aspectos psicológicos hay quienes indican que el poner en marcha las diversas competencias deportivas puede ayudar a reactivar tanto la economía como a mejorar el ánimo de la población.

Se sabe que en México probablemente se tengan solo dos escenarios para que el béisbol pueda jugarse. Uno es jugar aproximadamente la mitad de la temporada original, el otro de plano cancelarlo, siguiendo el ejemplo de lo hecho en el fútbol.

¿Qué tan conveniente sería el iniciar la temporada? Primero habría que analizar si hay protocolos para saber las condiciones tanto para tener juegos como local como en la carretera y de tener la capacidad económica de cumplir con sueldos. Los equipos generalmente realizan los viajes en par de autobuses, si son traslados no tan largos (hablamos de una visita a Tijuana o desde Puebla a Cancún por citar ejemplos) por lo cual no se ve tanto problema en este sentido. En caso de ser largos también hay que analizar los procedimientos y frecuencias de viajes de las aerolíneas a los diversos destinos. 

Si los juegos son con acceso al público, algunas plazas no tienen mucho problema con la sana distancia si se ve el porcentaje de ocupación con respecto a la capacidad. Claro, con diversos protocolos, pero podría realizarse.

Claro, esto también debe verse si es viable financieramente, si no sacas ni para pagar cosas elementales, será difícil que esto se apruebe.

Si en verdad no puede hacerse una temporada con puertas abiertas, ¿Sería una opción a considerar realizarla en La Academia de El Carmen? Finalmente te ahorras los traslados y tienes un ambiente relativamente controlado, incluyendo a la prensa que asista a cubrir los juegos, algo que probablemente no tengas al estar en un estadio.

Si de plano no se puede llevar a cabo la temporada, debe tomarse esa decisión después de evaluar todos los posibles escenarios y de irse día a día para saber qué es lo mejor.

Para verificar también, LMB es quien tiene el tiempo encima, pero los protocolos deberían estarse trabajando también para la temporada invernal, más aún saber si se podrá organizar la Serie del Caribe tal como se esperaba o si esto no es seguro por la misma pandemia que se vive. Jugar o no con extranjeros en ambas ligas también debe incluirse en el análisis de viabilidad de las respectivas temporadas (omitimos la palabra rentabilidad porque sabemos que pocas veces es rentable tener un equipo de béisbol en México).

Y pensar que para estas fechas pensábamos en discutir si Bartolo Colón funcionó con Monclova, la renovación de la rotación de abridores de Yucatán o si Saltillo en verdad pudo pelearles a los tres trabucos norteños.

Esperamos sus comentarios, estamos a la orden en el twitter@JKrlos_Torres y el correo jctorres777@gmail.com de antemano gracias por el tiempo dedicado para leernos, aunque sea… De pisa y corre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s