Par de Triunfadores en Corrida de Rejones

(Juan Carlos Torres @JKrlos_Torres / VozyDeporte.com)
Fotos cortesía: Gabriel Saraya

Una corrida con rejoneadores de calidad, en donde hubo una corrida centrada en la calidad y no en el tremendismo la que se presentó la noche del viernes en la Monumental «El Paseo» donde Jorge Hernández y Diego Ventura salieron en hombros.

Jorge Hernández

Trajano 488 kg
Una faena que emocionó de forma parcial al público que esperaba ver a Ventura actuar de primero, si bien es cierto que tuvo momentos destacados, también es cierto que colocó en una mala forma el rejón de muerte muy trasera y baja.
División de opiniones.


Tiberio 497 kg
De nuevo la cornamenta muy corta, pero con bastante agilidad y que transmitió peligro, siendo uno de los momentos más dramáticos de la faena cuando uno de los caballos tropezó, provocando que Jorge se diera un golpe en la cabeza y fuera tocado por el toro. Tanto Ventura como Jorge lidiaron a la collera. El rejón de muerte fue muy trasero, pero fue bien vendido por el rejoneador potosino ante el público con lo que el juez de plaza fue muy benévolo concediendo par de orejas.
Dos orejas, vuelta al ruedo, aplausos.

Diego Ventura

Vespiano 486 kg
Diego trató de sacarle provecho al toro, quien luego de haberle aprovechado en los primeros instantes de la lidia, al astado se le acabó la fuerza quedándose fijo durante las banderillas impidiendo que tanto el rejoneo como los forcados lucieran. Pinchó con el rejón de muerte, teniendo que usar la espada de descabello a pie.
Silencio.



Adriano 456 kg
La faena fue elegante, con las banderillas en su sitio, e incluso podría decirse que calculadora y cumplió con una buena labor, que si bien es cierto no fue tan vistoso como en las otras ocasiones, sí fue una demostración de cómo deben lidiarse con seriedad los astados que permiten lucirse sin rajarse. El rejón de muerte fue certero aunque tardó en hacer efectos.
Dos orejas, vuelta al ruedo, ovación.

Fauro Aloi

Neron 470 kg
Cuestionable la cornamenta que lucía ligeramente corta, pero sería el único detalle ya que hasta ese momento fue el toro que más embistió con lo cual Fauro pudo lucir en los tres tercios transmitiendo emoción y peligro por algunos momentos donde incluso uno de sus caballos fue ligeramente tocado. La pega fue accidentada en el primer intento, pero lograron hacerla en la segunda. Falló con el rejón de muerte siendo en la segunda ocasión cuando logró doblar, dejando el acero trasero.
Aplausos, vuelta al ruedo.



Tito 492 kg
Un toro que prometía mucho, pero que le faltó poder aprovecharlo de una mejor manera, aunque tuvo buenos momentos al clavar banderillas al violín y hacer el teléfono. Al momento de matar lo descordó.
Silencio.

Claudio 468 kg
Con un toro de regalo que venía muy justo, pudo ser más preciso, mostrando una mayor concentración permitiendo que transmitiera más emociones al tendido. La estocada permitió que doblara el astado rápido con lo cual el juez concedió el premio tras petición.
Oreja, vuelta al ruedo, aplausos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s